BRILLA

 I Corintios 12:17-18 “Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato? Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso.”
 
Como adolescentes, puede ser fácil encontrarnos comparando nuestras fortalezas y debilidades con las de los demás en nuestro grupo de jóvenes. Algunas personalidades y talentos brindan popularidad y atención, mientras que otros son más silenciosos y detrás de escena. ¡Pero la Biblia nos dice que todos son necesarios! La comparación es exactamente lo que Pablo está diciendo en este capítulo. ¡Todas las partes del cuerpo no son iguales en tamaño o perceptibilidad, pero todas son igualmente necesarias! El pie no puede ver y el ojo no puede caminar, pero ambos completan el cuerpo.
 
Dios te dio exactamente lo que él quiere que tengas. Él desea que uses la “unidad de potencia ” que Él te ha dado al máximo para su honor y gloria. Mi “unidad de potencia” pueden variar en fuerza y ​​tamaño, pueden ser más pequeños o más grandes que otros, pero son perfectos para lo que Dios tiene para mí. Nunca brillaras al máximo de tu capacidad si descuidas la unidad de potencia que te ha dado porque te estás comparando con los “unidades de potencia” de los demás.
 
No compare los talentos y los dones que Dios le ha dado con lo que ha dado a los demás. Las bombillas se componen de diferentes unidades de potencia con el fin de cumplir diferentes usos. Por ejemplo, yo no pediría una bombilla de lampara cuando mi linterna necesita una bombilla. Del mismo modo, una bombilla hecha para una linterna no funcionaría en una lámpara. ¿Estás escondiendo tu luz en la oscuridad de la vergüenza? Paren ahora y empiecen a brillar hoy con “unidad de potencia” que Él nos ha dado!

Sarah Ortiz

Youth Pastor’s Wife

Frederick Baptist Church

Frederick, MD

www.frederickbaptist.org